Los siete pecados capitales de las presentaciones en público. Pecado #7

¡Estoy hecho un chaval! Y luego tu aspecto y tu forma de actuar ante los demás, te delatan.

Aunque a veces estar convencido de lo que se piensa puede ser peligroso para tu audiencia…¿Qué pasaría si un lemming trabajara como teleoperador en un «teléfono de la esperanza»…?

Los siete pecados capitales de las presentaciones en público son los siguientes:

  1. Decir mucho… ¡para no decir nada!
  2. Aburrir
  3. Que no te entiendan
  4. Entrar en pánico
  5. Leer los papeles
  6. Ser inflexible con el guión
  7. Intentar convencer

Estoy convencida de que será el último…

Pecado #7: Intentar convencer

No debemos atentar contra la libertad de estar o no de acuerdo con algo. Aquello que convence a los demás es mostrarse convencido. Contagiar este convencimiento es lo que funciona como mecanismo persuasivo. Se contagia lo que se siente.

Debemos aceptar la discrepancia y no bloquearla. Y tampoco impactar, que es lo que hace, por ejemplo, la televisión o la política, es convencer. No debemos atraparnos en un paradigma.

¿Qué virtud «resuelve» el pecado?

  • Mostrarse convencido.

Siete pecados, siete virtudes para afrontarlos. Pero por encima de todo…

  • Ser uno mismo
  • ¡Disfrutar!

Publicado por

zonya

Copywriter amante de la comunicación y defensora del briefing digno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.